Publicado por en 2 Abr 2017 en Sin categoría | 0 comentarios

EL ESCOTE: EL BLANCO DE TODAS LAS MIRADAS

Cuando empieza la primavera, el escote, es el gran olvidado en nuestro cuidado diario.

La piel del escote tiene menos densidad de colágeno y  menos glándulas sebáceas, lo que aceleran la deshidratación. Por ello, la piel  es fina y sensible, es una de las zonas del cuerpo más propensas al deterioro precoz.

¡Nos olvidamos de protegerlo como la cara!, sin embargo, se daña más rápido. Está sometido a agresiones externas y a una sobrecarga por el peso del pecho ( se acentúa con algunas posiciones al dormir), es objeto diana de manchas, arrugas y flacidez.

En la Clínica propongo eliminar las manchas y mejorar la textura de la piel con Luz Pulsada Intensa, y mejorar las arrugas y flacidez con Skinboosters e incluso si fuera necesario con Hilos Tensores de PDO ( POLIDIOXANONA).

LA MEJOR PREVENCIÓN : LA FOTOPROTECCIÓN!!!!