Publicado por en 8 Ene 2014 en | 0 comentarios

El envejecimiento cutáneo es producido por factores concurrentes como la exposición solar, las enfermedades sistémicas o cutáneas, la situación hormonal, la nutrición, la evolución ponderal, las medicaciones, los hábitos tóxicos y los cuidados cosméticos.

Todo ello deja en la piel estigmas visibles del daño celular cambiando el aspecto, textura, tacto,pérdida de tono con ptosis facial , aparición de arrugas y pérdida de luminosidad de la piel.

Actualmente podemos luchar contra estos signos del envejecimiento cutáneo mediante una técnica revolucionaria que consiste en la bioestimulación cutánea con factores de crecimiento obtenidos de las plaquetas.

Con ésta técnica se consigue la activación biológica de las funciones anabólicas del fibroblasto, que son las células responsables de producir colágeno, elastina y ácido hialurónico, estructuras imporatntes para el sostén de nuestra piel.

El procedimiento es muy sencillo, consiste en tomar una pequeña muestra de sangre del paciente, centrifugarla y obtener la fracción del plasma rico en factores de crecimiento.Posteriormente se realiza la microinyección de los factores de crecimiento en toda la región facial y cuello.El proceso puede durar entre 30-60 minutos.

Este tratamiento frena de forma notoria el envejecimiento cutáneo,mejorando el tono, la elasticidad de la piel  y aportando luminosidad. El efecto es más notorio unas semanas después del tratamiento debido a que el efecto estimulante sobre la producción de colágeno se produce a partir de los 21-30 días del tratamiento.