Publicado por en 9 Ene 2014 en | 0 comentarios

Celulitis y adiposidades localizadas

Hay varias clasificaciones de celulitis, una de ellas es:

  • Celulitis Estadío 0: Piel de aspecto normal.
  • Celulitis Estadío 1: Piel de naranja sólo al pinzamiento.
  • Celulitis Estadío 2: Piel de naranja de aparición espontánea, en posición de pie.
  • Celulitis Estadío 3: Piel de naranja permanente, en cualquier posición.

Otra clasificación es:

  • Celulitis Incipiente
  • Celulitis Avanzada:

* Edematosa

                                  * Fibrosa
                                  * Asociada a la Flacidez
La Medicina Estética dispone de una serie de herramientas que pueden ser de ayuda en pacientes con exceso de peso y en pacientes sin sobrepeso pero que presentan acúmulos de grasa localizada.
Dependiendo del tipo de celulitis puede estar indicado un tratamiento o combinación de tratamientos.
Bajo mi experiencia no existe un tratamiento único ideal para cada tipo de celulitis, normalmente combino tratamientos. En la clínica disponemos de:
  • Mesoterapia Homeopática con venotónicos y drenantes.
  • Mesoterapia con Silicio orgánico.
  • Mesoterapia combinada con Carboxiterapia.
  • Carboxiterapia.
  • Hidrolipoclasia: Es la infiltración en el espesor del panículo adiposo de sustancias capaces de lesionar los adipocitos, pero sin eliminar el tejido graso dañado, lo que la diferencia de la liposucción.
  • Cavitación Médica Contrage: Es un fenómeno hidrodinámico que se produce en un líquido al formarse burbujas de vapor o de gas por acción de los ultrasonidos de baja frecuencia.
  • Presoterapia: Mejora la circulación sanguínea, favorece el drenaje de líquidos y/o ruptura de los nódulos fibrosos. Facilita la pérdida de volumen. Consiste en la aplicación de botas neumáticas que van ejerciendo presión e intervienen sobre los edemas crónicos, linfáticos y veno-linfáticos.
  • Aqualix: Para grasa localizada.

Aunque la celulitis mejore, es importante saber que es una condición de la piel y si no se cuida reaparecerá.